Inicio | Pago en Línea      | English    

“España ha salido de la crisis y los nuevos modelos de negocio implican más inversión TIC”

crmerp

Entrevista Oscar Sáez, CEO Grupo Softland “España ha salido de la crisis y los nuevos modelos de negocio implican más inversión TIC”

• Entrevista realizada por Computerworld

• Softland es la compañía de ERP que ha triunfado en Latinoamérica, Oscar Sáez, su CEO, nos explica cómo es su mercado y sus diferencias con España.

Softland no es una tecnología más. Ha empezado la casa por el tejado y, por el momento, tiene buenos cimientos. En su recorrido ha hecho el camino a la inversa. El proceso de internacionalización, a pesar de ser una empresa española, lo ha hecho de Latinoamérica a la Península.

Tras su creación a finales de 2003 y tras varios años de experiencia en el mercado de ERP y de Recursos Humanos ha decidido cruzar el charco; instalarse en su país de origen.

En la actualidad, el mercado de Sudamérica ha pegado un bajón debido al cambio de divisas ya que las empresas están volviendo a invertir en Europa. Oscar Sáez, CEO de la compañía, lo tiene claro: “Nuestro foco es el crecimiento mediante adquisiciones”.

¿Por qué una internacionalización a la inversa?

Nuestro caso es diferente al de muchas empresas ya que nuestra expansión no se ha dado de la mano de los clientes, sino más bien, por un proceso de crecimiento mediante adquisiciones en Latinoamérica. En 2003 apostamos fuertemente por invertir allí y la situación se prolongó por los importantes crecimientos de la región, que requerían todo el foco de la organización. La profunda recesión que empezó en España en 2007 también nos influyó.

¿Cómo fue el proceso de entrada en Sudamérica?

Nuestro foco ha sido el crecimiento por adquisiciones en los principales mercados de la región. Primero entramos en Colombia en 2005 adquiriendo al desarrollador de software Mecasoft. En 2006 fue Argentina, 2007 El Salvador, México, Panamá y República Dominicana, y recientemente hemos empezado a operar en Perú, Guatemala, Honduras y España.

¿Qué les ha llevado a entrar, por fin, en España?

Ya no identificamos barreras en el mercado español sino oportunidades. La salida de la crisis y los nuevos modelos de comercialización que se imponen implican más inversión en TIC y también más renovación y sustitución de soluciones que se han quedad tecnológicamente obsoletas.

¿Cuáles diferencias han identificado entre las dos regiones?

Latinoamérica es tan grande y con importantes diferencias culturales que se hace difícil establecer una diferenciación genérica. Las prioridades, a grandes rasgos, son similares, si bien todavía en algunos países la brecha digital es muy alta, por lo que el nivel de inversión de futuro también lo será.

En términos de digitalización, la necesidad de generar más ingresos fiscales para dar respuesta a las demandas de las nuevas clases medias, ha supuesto que muchas compañías hayan tenido que informatizar sus procesos. Por ejemplo, la factura electrónica, cuyo uso se está extendiendo por el continente con normalidad llama la atención porque en España todavía no está implantada a grandes niveles.

No obstante, las diferencias en cuanto a barreras digitales son notables fundamentalmente por el coste de la banda ancha y las infraestructuras que siguen siendo el freno de la expansión de Internet en algunos países.

¿En qué momento se encuentran las soluciones ERP?

En Latinoamérica sigue la expansión, con un crecimiento moderado en los últimos dos años. Por un lado, hay empresas con software obsoleto, o bien hecho a la medida, que han decidido dar el salto a la sistematización de los procesos adquiriendo soluciones ERP.

¿Cuál es su espacio en el mercado?

Tenemos 35 000 clientes y más de 104 000 usuarios en 19 países. Al estar en distintas zonas tenemos presencia en casi todos los sectores, pero en general en servicios, manufactura y en el área comercial.

¿Cómo es la competencia?

Tenemos dos tipos de competidores. Por un lado, los que denominamos World Class, como puede ser el caso de SAP Business One o Microsoft, y, por otro lado, los fabricantes locales, con soluciones bien construidas y potentes. En este sentido, la competencia en Latinoamérica es importante. Nosotros nos consideramos un Regional Class porque a diferencia de los fabricantes locales y de los globales, somos el único proveedor que ofrece soluciones en toda Latinoamérica, lo que nos ha permitido posicionarnos fuertemente a nivel regional y nos proporciona una ventaja competitiva frente al resto.

¿Y su estrategia de partners?

Tenemos un modelo mixto: venta directa y a través de partners. La venta a través de partners se realiza en regiones donde no tenemos oficina local para tener más capilaridad.

¿A qué ritmo económico están creciendo?

La compañía alcanzó una facturación de 29 millones de euros en 2015, lo cual representa un crecimiento del 5% respecto al año anterior. Hemos conseguido resultados muy relevantes en las filiales de Argentina, El Salvador y Perú, con crecimientos del 39%, 21% y 17% respectivamente, incorporando 1 300 nuevos clientes en esta región.

En 2016 esperamos alcanzar 34 millones de euros, con un crecimiento del 17% respecto del 2015. Estamos próximos a incorporar nuevos mercados y para el segundo semestre del año lanzaremos una nueva solución de manufactura y complementaremos nuestro portafolio en España con una solución de nómina cuya plataforma base es nuestra solución multipaís.